“La proclamación de la independencia se hará después del referéndum, si lo ganamos”

Carles Puigdemont, en la sesión de control del Parlamento, también alertó que “no habrá referéndum sin presupuesto” e instó a los grupos parlamentarios a llegar a un acuerdo

puigdemont-en-la-sesion-de-control-del-parlamento-habla-ante-la-atenta-mirada-de-neus-munte-y-oriol-junqueras

                     Carles Puigdemont habla en la sesion de control del Parlamento, ante la atenta mirada de Neus Munté y Oriol Junqueras (Foto de Rubén Moreno).

Barcelona (INCAT).- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, reiteró este miércoles, en la sesión de control del Parlamento, que “seremos fieles y leales” al mandato del Parlamento para convocar un referéndum y “este pueblo votará sí o no a la independencia”. El jefe del Gobierno recordó que esta llamada a las urnas tendrá lugar en la segunda quincena de septiembre y dejó claro que “la proclamación de la independencia se hará después del referéndum, si lo ganamos”.

El jefe del Ejecutivo respondió así a la pregunta del representante del grupo socialista, a quien precisó que “no hay ningún cambio en la hoja de ruta: el objetivo es querer ser un país independiente”, y continuó: “para llegar hemos elegido el camino más seguro y efectivo; para aclarar qué apoyo ciudadano tiene la independencia hemos elegido la herramienta del referéndum y estamos trabajando las dos maneras posibles de llevarlo a cabo”.

El presidente explicó que esta vía no excluye seguir buscando el acuerdo con España y con instancias internacionales, aunque remarcó que “tenemos enfrente a un Estado que no da señales, ya no de querer acordar, si no ni sólo de hablar y a quien osó decir que debería hablar con los independentistas se le ha expulsado de la política española. Tenemos un Gobierno que no está a la altura”. No obstante, y en respuesta al grupo parlamentario de la CUP, Carles Puigdemont remarcó que “habrá tantas reuniones como sean posible con las entidades y grupos comprometidos con la independencia”, pero alertó sobre que “no habrá referéndum si no hay presupuesto”.

En esta misma línea de un acuerdo presupuestario, el presidente afirmó que el Gobierno está desarrollando el cumplimiento de los acuerdos del Pleno de la pobreza, pero aseguró que “muchos de estos compromisos objetivamente no los podremos cumplir. Seamos francos y honestos, no tendremos suficientes recursos para ponerlos a disposición de estas medidas”. Por ello, emplazó a los diferentes grupos de la Cámara a alcanzar un acuerdo que permita profundizar en este giro social.

“Furor judicial del Estado”

En otro momento de la sesión de control y a preguntas de Juntos por el Sí, el presidente lamentó que ante “la apuesta de diálogo y acuerdo hecha por el Parlamento por amplísima mayoría, el Estado no sólo responde con un no al cubo: no, no y no, sino que hay una amplificación de su estrategia judicial. El furor judicial del Gobierno es inversamente proporcional a su coraje y compromiso democrático”.

“Nosotros no cejaremos”, advirtió el presidente, ante la “triste respuesta” del Gobierno central, porque, insistió, “lo que caracteriza a este país es su cultura del pacto y del diálogo permanente”. Y subrayó que “si proteger a las personas es vulnerar o dinamitar el Estado, quien tiene un problema es el Estado, no las personas”.

El jefe del Ejecutivo se refirió con estas palabras a los recursos presentados por la Delegación del Gobierno del Estado en Cataluña contra 400 ayuntamientos por hechos como no colgar la bandera española, pagar la cuota de la AMI o abrir el 12 de octubre. “La Delegación del Estado persigue ayuntamientos no por no poder atender a la gente necesitada, sino por cuestiones simbólicas, identitarias, de patrioterismo, que no sirven para mejorar la vida de nuestros conciudadanos”, remató.

“Pediré hora con Rajoy para estirar las orejas”

En el transcurso de la sesión de control, el presidente Puigdemont reprochó al Gobierno que de los 46 puntos que constaba el documento que entregó al presidente Rajoy “no sólo no han sido cumplidos, si no que directamente hay algunos incompletos”, y explicó que si Mariano Rajoy vuelve ser investido “cumpliré lo que dije, le llamaré para felicitarle, aunque él no lo haya hecho, y le pediré hora para estirar las orejas por este incumplimiento”.

Ante las críticas del PP en cuanto a la creación de una Agencia Tributaria de Cataluña, el jefe del Ejecutivo aseguró que con este ente “el fraude fiscal bajará a unos niveles como nunca lo ha hecho en estos 40 años de democracia española y esto se hará sin los peinados fiscales selectivos que se están haciendo en Cataluña, que el año pasado se incrementaron un 45% mientras que en el resto del Estado sólo un 7% “afirmó.

Y aseguró que “España asusta porque no podrá pagar las pensiones como se deduce de los últimos datos publicados al respecto”. Luego enfatizó que “cada vez hay más catalanes, y también españoles, que creen que el Gobierno del 3% de Bárcenas no podrá arreglar esto”.-

crc