La oposición catalana se alista para elecciones que irrumpen en el camino al referéndum

Por Marc Toro y Mireia Esteve

Miquel Iceta y Eva Granados lideran el grupo socialista en el Parlamento (Foto Cristina Calderer)

Barcelona (INCAT-ARA).- Si en el independentismo empieza a aparecer la sombra de unas elecciones en caso de fracasar el proceso, tanto los partidos constitucionalistas como los comunes ya dan por hecho que no habrá referéndum con garantías en septiembre y pronostican que la hoja de ruta soberanista mutará hacia unas elecciones. Una teoría que vieron reforzada este jueves con la difusión de la grabación en la que el coordinador de organización del PDECat, David Bonvehí, insinuaba la posibilidad de volver al autonomismo.

El horizonte electoral hace tiempo que anima a las formaciones no independentistas, que en mayor o menor grado ya han puesto en marcha la maquinaria para unos nuevos comicios. Según pudo saber el ARA, el PSC y el PP han empezado a preparar el programa electoral, mientras que Ciudadanos trabaja para ir a las urnas cuando sea necesario. En cuanto a los comunes, el mismo proceso de creación del nuevo partido ya incorpora la preparación para dar el salto a la Generalitat.

De todas las fuerzas del arco parlamentario, los socialistas son probablemente los que más tiempo llevan trabajando para una cita electoral. Después de que Miquel Iceta propusiera en el congreso de noviembre “pasar a la ofensiva” para competir con los comunes, el partido dio el disparo de salida a los trabajos para redactar el programa en febrero, según confirman fuentes de la ejecutiva.

“Sean cuando sean las elecciones, el PSC tendrá programa electoral a punto”, aseguran las mismas fuentes, y explican que los responsables de cada área a la dirección ya presentaron el 16 de marzo un resumen de propuestas electorales, consensuadas con las sectoriales del partido y los diputados al Parlamento. La portavoz parlamentaria, Eva Granados, y el secretario de estudios y programas, Carles Martí, son ahora los encargados de elaborar el documento final, que también contará con aportaciones de profesores universitarios y de miembros de entidades sociales y de los gobiernos tripartitos.

El PSC quiere que su programa tenga un marcado acento social, mientras que en el eje nacional no prevé ir más allá de su propuesta de reforma constitucional. Varios dirigentes, sin embargo, no descartan llevar a las elecciones la idea de Iceta incluir una disposición adicional a la carta magna para reconocer la singularidad de Cataluña. En paralelo al trabajo de Granados y Martín, la responsable de acción electoral, Assumpta Escarp, y el de organización, Salvador Illa, trabajan en el análisis de encuestas y en la puesta a punto de los recursos humanos y materiales todo el territorio. Lo que haga falta ante el convencimiento de que “el proceso secesionista no va a ninguna parte”, tal como insistió el jueves Isla.

Críticas al “doble discurso”

El dirigente socialista cargó contra el “doble discurso” del PDECat, una crítica a la que se sumó el PP. “Una cosa es lo que dicen ante los medios y otra cuando están en reuniones privadas”, dijo Xavier García Albiol sobre las palabras de Bonvehí, que -añadió- corroboran que no habrá referéndum. Es por eso que los populares, tras el congreso autonómico de marzo, empiezan a calentar motores por si Puigdemont decide adelantar los comicios. Según fuentes consultadas por el ARA, la formación comenzó una “recopilación de datos y propuestas sectoriales” para preparar el programa electoral.

Ciudadanos, en cambio, niega haber empezado a trabajar en su programa, a pesar de que la formación no deja escapar ninguna oportunidad para reclamar elecciones al Gobierno. Fuentes del partido confirman, eso sí, que la secretaría de estudios y programas trabaja constantemente para definir el argumentario y entrar en campaña cuando sea necesario. Un escenario que los de Inés Arrimadas ven próximo. “Entre mentira y mentira, a Bonvehí se le escapa alguna verdad”, decía el jueves el portavoz adjunto en el Parlamento, Fernándo de Páramo.

Quien también ironizó fue el jefe de filas de Cataluña Sí se Puede (CSQP), Lluís Rabell, que citó Groucho Marx. “Señor, estos son mis principios … pero, si no le gustan, no sufra: tengo otros”, dijo en Twitter, convencido de que tanto el PDECat como ERC “quieren gobernar la autonomía”. Haya comicios o no, el espacio de los comunes trabaja desde hace meses para construir una alternativa en Cataluña, y el objetivo es tener el partido preparado para unas elecciones antes del verano. La intención es repetir el éxito de las municipales y las generales y superar la mala experiencia de CSQP, en la que al mal resultado se han sumado los conflictos internos. La oposición se pone a punto para las elecciones.-

crc