Plena ocupación turística durante Semana Santa en la costa catalana, el interior y el Pirineo

El fin de semana largo cierra con hoteles llenos y los principales puntos de la región con miles de visitantes

Barcelona. (INCAT-ACN).- El buen tiempo se alió con el sector turístico durante esta Semana Santa, que registró una ocupación del 95% tanto en los establecimientos del litoral como en los del Pirineo de Lleida. Los hoteleros de la Costa Brava califican de “desbordante” un resultado que ya les hacer prever un muy buen verano.

Lo mismo pasó en la Costa Dorada, especialmente a partir de viernes santo, sobre todo a partir del incentivo de la reapertura de Port Aventura y la inauguración de Ferrari Land. También se han llenado los alojamientos de turismo rural en Lleida y tuvieron muy buena ocupación los de las comarcas centrales y las tierras del Ebro. El buen tiempo jugó a favor de los campings y bungalous y del turismo activo y de deportes de aventura, que tuvieron muy buen inicio de temporada.

En Barcelona y toda su área metropolitana, también se notó un auge en el turismo. La sensación en la capital catalana fue que hubo más turistas que en otros hechos por la misma fecha.  En 2016, los establecimientos de la ciudad llegaron al 80% de ocupación entre jueves y lunes de Pascua, mientras que esta Semana Santa se registró un 85% de ocupación.

La mayor parte de los turistas que visitaron Cataluña durante este fin de semana largo han sido de proximidad, procedentes tanto de los territorios catalanes como del resto del estado español. Sin embargo, hubo un incremento de visitantes alemanes, italianos, belgas y franceses.

 

ld