La Generalitat acusa de “sabotaje” al gobierno español por las colas en el aeropuerto de El Prat

El Gobierno catalán convocó a Enric Millo para que explique la “dejadez” para resolver el colapso el control de pasaportes – “Silencio cómplice” del ayuntamiento

Barcelona (INCAT-ACN).- La Generalitat elevó el tono de las críticas contra el gobierno español por el colapso de las últimas semanas en el control de pasaportes del aeropuerto de El Prat de Llobregat. La portavoz del Gobierno, Neus Munté, acusó al Estado de “sabotaje y boicot premeditado” en el aeropuerto, que lleva semanas sometiendo a los viajeros a largas colas de hasta tres horas para pasar ese trámite.

El Gobierno convocó a una reunión al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y a la directora del aeropuerto, Sonia Corrochano, así como a representantes del Ayuntamiento y la Cámara de Comercio para valorar la situación de “dejadez e incompetencia ya que no se trata de un incidente puntual, y 15 días después no se ha tomado ninguna de las medidas necesarias”, insistió la consejera de Presidencia.

El ejecutivo instó a Enric Millo a pedir perdón en nombre del gobierno español, y si no se ve capaz de resolverlo, que entregue las llaves a la Generalitat para poderlo gestionar mejor. Munté lamentó que el gran trabajo hecho para “prestigiar” El Prat se ponga en riesgo por la “incompetencia” del ministerio y con el “silencio cómplice” del Ayuntamiento.

FACUA estudia presentar una denuncia de oficio

El portavoz en Cataluña de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), Gerard Hernández, aconsejó a los usuarios afectados por el colapso del control de pasaportes del aeropuerto de Barcelona-El Prat que denuncien su caso, especialmente si hubo perjuicio económico. La asociación de consumidores está estudiando la posibilidad de hacer una denuncia de oficio para determinar el alcance de las responsabilidades de la administración en el colapso del servicio.

En declaraciones a la ACN, Hernández reclamó que “es necesario que la administración ponga manos a la obra y esclarezca cuál es el órgano responsable del colapso de los servicios de control de pasaportes”. El portavoz de FACUA opina que “es necesario que la administración haga la previsión adecuada del número de pasajeros que habrá que gestionar el control de pasaportes y que ponga los recursos humanos necesarios, que actualmente son evidentemente insuficientes para atender la demanda”.

Gerard Hernández denunció que el ministerio de Fomento (a través de AENA) y el Ministerio del Interior (a través de la Policía española) “se echan la culpa unos a otros mientras el consumidor está en el medio. Más allá de pelearse entre sí, las administraciones han de resolver el problema que han creado”.-

crc