Doce eurodiputados denunciaron al gobierno español por la querella contra Meritxell Borràs

Los parlamentarios reclaman una investigación sobre la situación del estado de derecho en España por las sospechas de interferencias políticas en el sistema judicial

Estrasburgo (INCAT-ACN).- Doce eurodiputados de seis países denunciaron ante la Comisión Europea la querella que la Fiscalía española inició contra la consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, y el secretario general de su departamento, Francesc Esteve, por haber licitado la compra de urnas. En una iniciativa parlamentaria, los eurodiputados preguntan a la CE si se plantea “iniciar una investigación sobre la salud del Estado de Derecho en España”. “La Fiscalía actuó contra Borràs tal como si fuese el portavoz del gobierno español, despertando las sospechas de interferencias políticas en el sistema judicial”, argumentaron los parlamentarios.

Los eurodiputados catalanes Ramon Tremosa (PDeCAT), Josep Maria Terricabras (ERC), Jordi Solé (ERC), los vascos Izaskun Bilbao (PNB) y Josu Juaristi (Bildu), los belgas de la N-VA Mark Demesmaeker, Sander Loones y Aneleen Van Bossuyt, la sueca Bodil Valero (Verdes), el liberal portugués Antonio Marinho y la galesa Jill Evans (Plaid) denunciaron “la ausencia de estado de derecho en el Estado Español” y reclamaron “una investigación”.

En su escrito, advirtieron que la querella que se presentó contra la Generalitat de Cataluña es absurda y persecutoria porqué “el gobierno de Andalucía también compró unas 8.000 urnas desde el año 2000 sin ninguna reacción del Poder Judicial”. Los eurodiputados explicaron a la Comisión Europea que resulta –por lo tanto– absurdo que Borràs y Esteve estén acusados de los “crímenes de prevaricación, desobediencia y malversación de fondos públicos por haber impulsado un contrato por la compra de 8.000 urnas”.-

jf