Referéndum es obedecer una ley que ha sido aprobada por el Parlamento de Cataluña

El Govern convocará la consulta del 1º de octubre aunque el TC la fulmine – Margallo advierte a Rajoy que “hay que ir pensando en hacer una oferta a los catalanes”

                             Josep Rull

Barcelona (INCAT-El Punt Avui, por Emili Bella).- Será con la ley que Juntos por el Sí y la CUP registraron en el Parlamento la semana pasada, y no con ninguna otra, que el gobierno convocará el referéndum sobre la independencia el día 1º de octubre, aunque Mariano Rajoy la envíe al Tribunal constitucional (TC), como ha dicho que hará, y que el alto tribunal la suspenda, como todo hace pensar que hará.

Así lo aseguró ayer el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, en declaraciones a RAC 1: “Lo que vamos a hacer como gobierno es obedecer una ley que ha sido aprobada por el Parlamento de Cataluña y daremos vigencia y si el Tribunal Constitucional (TC) suspende la ley del referéndum deberá obedecer una ley emanada de un Parlamento legítimo y democrático, incorporando dos principios de derecho internacional: el principio democrático y el derecho de excepción”.
El consejero se sumó así al rechazo expresado el lunes por la noche vía Twitter por el portavoz del gobierno, Jordi Turull, a la determinación del presidente español de enviar al TC la norma tan pronto como la mesa del Parlamento la admita a trámite. Después de que el dirigente popular reiterara, una vez más, que no habrá referéndum en Cataluña a la salida de la reunión con el rey Felipe VI en Marivent, Turull replicó: “Habrá referéndum. Ejerceremos un derecho: el de autodeterminación. El futuro político de Cataluña ahora ya está en manos de los catalanes. Votando decidiremos”. Rull razonaba que “cuando has probado de buena fe poner urnas de manera acordada, estás legitimado de acuerdo con una ley propia a poner estas urnas”.
Recomendó el voto presencial del 1-O para ahorrar eventuales trabas del Estado a los votantes que no puedan acudir a los colegios: “Trataremos de facilitar la votación por correo más que por Correos, de la manera más sólida posible”. Y, ante cualquier duda, agregó que “reforzaremos el voto que no admite lugar a dudas, que es el presencial.
Por otra parte, el ex ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo advirtió a Rajoy que “hay que ir pensando en hacer una oferta a la sociedad catalana”, antes o después del 1-O, pensada para los que en los últimos tiempos han basculado del autonomismo al independentismo. En declaraciones a La Sexta, el diputado del PP habló en términos de “emergencia nacional” a menos de dos meses de la votación y admitió la victoria soberanista del 2014 en la escena internacional: “No concibo ver en las cámaras de televisión extranjeras un espectáculo como el que vimos el 9-N”. No obstante, García-Margallo consideró que cualquier diálogo con la Generalitat “exige una condición previa y es que abandone la actitud de desobediencia”.-
crc