Barcelona prohíbe los segways y las patinetas turísticas en Ciutat Vella

La medida se basa en reducir el impacto de la cantidad de turistas sobre el espacio público de la capital catalana

Barcelona. (INCAT-ElNacional).- El Ayuntamiento de Barcelona restringirá el tráfico de segways y otros tipos de vehículos de movilidad personal con una finalidad turística en el centro de la capital catalana. Así lo ha anunciado la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, en una rueda de prensa esta mañana.

La medida, que prevé combatir la sobreocupación turística de la zona, se aplicará a las empresas que alquilan este tipo de vehículos pero no a los vecinos que apuesten por este modelo de transporte. La decisión llega días después de los episodios vandálicos protagonizados por Arran, organización vinculada a la CUP.

El nuevo intento del Ayuntamiento para rebajar el impacto del turismo se implementará a partir de un decreto que entrará en vigor en 15 días, que es el tiempo que tendrán los comercios para adaptarse. El gobierno municipal informará de la medida a los negocios de alquiler de segways y otros artilugios eléctricos para que puedan hacer las modificaciones necesarias antes de que la medida entre en vigor. Llegado este momento, a finales de agosto, el Ayuntamiento empezará a multar a los usuarios que lleven un vehículo alquilado.

“No se restringen los vehículos, sino el uso que se hace”, explicó Pin, que ha insistido en la idea que la medida únicamente afecta en los vehículos con un uso comercial. De esta manera, el gobierno de Colau acaba de consumar la ofensiva contra los patinetes eléctricos en una zona de la ciudad donde la demanda turística es elevada.

¿Y cómo se podrá saber si el vehículo tiene un uso particular o turístico para evitar confusiones? Según apunta, será suficiente con la distinción que llevan los patinetes eléctricos de alquiler desde el pasado mes de junio, cuando se aprobó la ordenanza que les limita por toda la capital catalana.

 

ld