El Girona pierde su invicto en el San Mamés

Un tanto de Aduriz y otro de Muniain bastaron para que el Athletic de Bilbao superase al equipo catalán

Bilbao (INCAT-MundoDeportivo).- El Ahtletic de Bilbao superó al Girona por 2-0 gracias a dos tantos de Muniain y Aduriz, que aprovecharon las dos únicas aproximaciones claras de los vascos. El Girona, que fue de más a menos, no tuvo la contundencia necesaria en las dos áreas para poder sumar algún punto en San Mamés.

Girona y Athletic de Bilbao empezaron el partido con mucha intensidad, y sin que ninguno de los dos equipos tuviese demasiada precisión en sus transiciones con el balón, con muchas pérdidas en el centro del campo.

Borja intentó sorprender a Herrerín con un libre directo des del costado (5’), pero su disparo se marchó a la izquierda de la portería de los locales. El Girona fue quien se aproximó más en los primeros compases del encuentro, con varias internadas por banda de Aday y Maffeo, que buscaban la cabeza de Stuani. Unai Núñez y Laporte, muy seguros en todo momento despejaron cualquier intentó de remate.

Pese a que el Athletic no se encontraba cómodo en el campo, la cualidad de sus jugadores fue determinante para poner a los vascos por delante al marcador. Iñaki Williams puso un centro medido al corazón del área para que Muniain de volea mandase el balón al fondo de la red, en un remate ante el que nada pudo hacer Gorka.

Después del tanto de los locales, el Girona pasó por unos minutos de dudas y imprecisiones, los balones divididos que antes del gol eran para los de Machín con el 1-0 eran para los de Cuco. En el 31’, Gorka tuvo que sacar una mano a bajo para evitar el tanto de Balenziaga, que había rematado con la puntera un centro por la izquierda del mismo Muniain, el mejor del partido.

Alcalá lo intentó desde muy lejos con un fuerte disparo, pero pese a botar ante Herrerín, el portero lo atajó sin problemas. Aduriz, se las tuvo con Alcalá en una disputa, que acabó con el ariete recriminándole la actitud al central.

El Girona saltó al césped en el segundo tiempo con una marcha más, y la primera oportunidad no tardó más de dos minutos en llegar. Aday, de libre directo, puso en apuros a Herrerin, que tuvo que detener el tiro en dos tiempos.

El conjunto de Machín dio sensación de peligro en los primeros compases del segundo período, Granell disparó con su zurda, pero el disparo, muy centrado, acabó a las manos del meta local. En la acción siguiente, el Athletic, logró hacer el segundo del partido gracias a Aduriz. Herrerín lanzó largo desde portería, y Williams se hizo con el control del balón y cedió atrás para que el pichichi del Athletic superase de primeras a Gorka.

Después del segundo gol, los catalanes quedaron muy tocados, y Pablo Machín cambio el sistema con la entrada de Kayode por Portu, para pasar a jugar con dos puntas. Los visitantes, abusaban repetidamente de las centradas al área en busca de la cabeza de Stuani, que estuvo poco acertado.

Mojica, que entró por Maffeo, desbordó nada más entrar un par de veces por la banda izquierda y puso un centro medido para que Aday, en la derecha, rematase des de dentro del área, pero Herrerín rechazó con los puños.

Con el partido sentenciado, el Girona tuvo un par de opciones para poder recortar distancias, pero Kayode no aprovechó el buen pase al espacio de Pere Pons y el portero del Athletic blocó el balón.

En el noventa, Williams puso a prueba a Gorka, el meta dejó el rechace muerto en la pequeña y Sabin Merino mandó el balón al poste.

 

ld