El soberanismo volvió a llenar las calles al grito de “votaremos” de cara al 1º de octubre

La llamada Diada del Sí concentró alrededor de un millón de personas, según la Guardia Urbana, y 350.000 según el gobierno español, todo en paz y en familia

Barcelona (INCAT-ACN).- Nueva jornada de movilización masiva del independentismo aprovechando la Diada de Cataluña y a 20 días del referéndum sobre la autodeterminación. Cientos de miles de personas se concentraron en los cruces del Paseo de Gracia con la calle Aragón este lunes por la tarde, atendiendo a la llamada de las entidades soberanistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural para celebrar la que bautizaron como la Diada del Sí.

Las cifras de asistencia han comportado las divergencias habituales en virtud de las fuentes. La Guardia Urbana calculó que hubo cerca de un millón de personas. La delegación del gobierno español, 350.000. Los manifestantes, en una movilización que no ha registrado ningún incidente, entonaron principalmente la consigna ‘Votaremos’. La manifestación tuvo un recuerdo para las víctimas de los atentados del 17 de agosto en Barcelona y en Cambrils con un minuto de silencio a las cinco en punto de la tarde, catorce minutos antes de que comenzara el acto principal.

A las 17:14 h, la hora elegida cada año como símbolo de los hechos de 1714, comenzó el evento organizado por las entidades soberanistas. En cada extremo de la cruz humana formada en el cruce del Paseo de Gracia con la calle Aragón se desplegaron cuatro lonas de 16×16 metros y 40 kilos de peso donde se veía una urna, una paloma y dos Sí.

Las lonas comenzaron a circular transportadas por voluntarios por encima de la multitud, que aprovechaban el momento que la pancarta les pasaba por encima para cambiarse de camiseta y ponerse la oficial de la manifestación de este año, de color amarillo fosforescente que tenía que crear el efecto de una estela que acompañaba las lonas.

Tres cuartos de hora más tarde, hacia las seis de la tarde, las lonas llegaron al punto de cruce, momento en el que tres de las cuatro han quedado juntas y sólo se ha mantenido extendida la de la urna, encabezada por una bandera estelada también de grandes dimensiones.

Fue el momento de las entidades soberanistas, que hablaron en boca de sus máximos dirigentes. Jordi Sánchez, presidente de la (ANC) dijo a los que buscan “desesperadamente” las urnas y las papeletas, en un mensaje implícito a la Fiscalía y a la Guardia Civil, que las podrán encontrar el 1º de octubre “en cualquier colegio electoral”. La presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Neus Lloveras, instó a los alcaldes que no han cedido locales municipales para el 1-O a escuchar la gente. Y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, afirmó que el país se encuentra “en una encrucijada histórica” ​​entre “democracia o represión”.

La manifestación de la Diada acabó dando la bienvenida a la campaña por el SI en el referéndum del 1º de octubre. Unas pancartas gigantes verticales se desplegaron en la plaza de Cataluña donde se podían leer los lemas: ‘Hola nuevo país’, ‘Hola Europa’ y ‘Hola República’.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó que, a pesar de estar a pocas semanas del 1º de octubre, el Gobierno mantiene la puerta abierta a negociar con el Estado sobre el referéndum. “Hasta el último minuto hay tiempo para el diálogo. Si el gobierno español quiere sentarse a negociar, podemos hablar de todo”. La presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, dijo que no sabe si el próximo 1-O ganará el SI o el NO, pero añadió que pase lo que pase “el pueblo habrá ganado porque habrá votado”.

Finalmente, el Gobierno español le quitó relevancia a la manifestación de la Diada y aseguró que ha sido “la menos numerosa de los últimos años”. Fuentes de la Moncloa, además, valoraron que “la mayoría de los catalanes ha renunciado a participar como coartada de un proceso ilegal liderado por el sector más radical de la política”.-

crc