Prisión incondicional para Junqueras y medio gobierno de Catalunya

Junqueras y medio gobierno de Catalunya en la prisión por rebelión, sedición y malversación

Carmen Lamela decreta la prisión sin fianza para el vicepresidente Oriol Junqueras y los consejeros Raül Romeva, Dolors Balsa, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Turull, Meritxell Borràs y Carles Mundó. Por su parte Santi Vila ha quedado con prisión bajo una fianza de cincuenta mil euros.
Todos los consejeros que han comparecido esta mañana en la Audiencia han respondido únicamente las preguntas de sus abogados, excepto Santi Vila, que durante cuarenta y cinco minutos ha respondido las preguntas también de la jueza y del fiscal.

La juez Lamela ignora la jurisprudencia de la Audiencia Nacional y retiene la competencia, también se usa del redactado del Código penal franquista para admitir los delitos de rebelión y sedición.

Los consejeros destituidos ingresarán esta misma tarde en prisión bajo el régimen de reclusos preventivos. En dos interlocutorias, una para el gobierno destituido y la otra para Vila, la jueza justifica la prisión incondicional por la existencia de una ‘alta probabilidad de ocultación, alteración y destrucción de pruebas’, ‘alto riesgo de reiteración delictiva’ y un ‘elevado poder adquisitivo’ que los permitiría ‘abandonar el territorio y subsistir en el extranjero’. Antes de adoptar esta decisión –y también como le pedía el fiscal- Lamela ha emitido una orden de detención internacional contra el presidente Carles Puigdemont y los consejeros Comín, Serret, Puig y Ponsatí, y lo ha remitido a las autoridades belgas.

Orden de detención para Puigdemont

La jueza ha decidido también de emitir la orden internacional de detención del presidente Puigdemont y de los consejeros que son con él a Brusselas atendiendo la petición del fiscal de la Audiencia. Además de Puigdemont, piden la detención de los consejeros Clara Ponsatí, Lluís Puig, Toni Comín y Meritxell Serret porque no se han presentado a declarar.

El Supremo da más tiempo a la mesa del parlament

Por otro lado, el Tribunal Supremo español ha suspendido la declaración de la presidenta del parlament, Carme Forcadell, y de los otros miembros de la mesa citados a declarar por la acusación de rebelión, sedición y malversación. El juez ha aplazado la declaración hasta el 9 de noviembre a petición de los abogados, que han presentado una queja por no haber tenido suficiente tiempo de preparar la defensa, porque fueron citados anteayer.
El tribunal ha aceptado la petición de los abogados, que han solicitado más tiempo para preparar la defensa de los investigados. Hoy y mañana habían sido citados Forcadell, Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet. Y también Lluís Corominas, que ahora presidente del grupo parlamentario de JxSí pero había sido vicepresidente primero de la mesa.

El tribunal sí que ha ordenado vigilancia policiaca para la presidenta del parlament, Carme Forcadell, y los cinco miembros de la mesa. Así lo había pedido la fiscalía. Han tenido que facilitar un domicilio y un número de teléfono, información que la policía usará para tenerlos vigilados en todo momento.
El juez ha aceptado la medida y así lo ha comunicado a las defensas. Cuando faltaban pocos minutos para las once y media, Forcadell, Nuet, Simó, Corominas, Guinó y Barrufet han abandonado el edificio del Tribunal Supremo. Forcadell lo ha hecho en coche oficial y el resto en dos taxis.