PSPV, Compromís y Podem aprueban la proposición de ley del nuevo plurilingüismo

La nueva propuesta establece un único programa con un mínimo de 25% de horas lectivas en catalán y castellano, y entre el 10 y el 25% de inglés.

Les Corts Valencianes 

(Vilaweb) El pleno de las Corts Valencianes ha tomado en consideración esta tarde la proposición de ley por la que se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo, presentada por los grupos PSPV, Compromís y Podem. La proposición ha sido validada por estos tres grupos y ha contado con el voto en contra del PP y Ciutadans.

Una vez aprobado el nuevo proyecto sustituirá el anterior decreto-ley del plurilingüismo, anulada parcialmente por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana tras un recurso del sindicato CSI-F. La propuesta fija un mínimo de un 25% de horas lectivas en catalán y castellano, y entre el 10% y el 25% de inglés. El resto de porcentajes y la concreción de la aplicación de la ley los establecerá cada centro educativo de acuerdo con su proyecto lingüístico.

El nuevo plurilingüismo desvincula el incremento de horas en inglés a una mayor presencia del catalán, un precepto incluido en el anterior decreto y que también motivó recursos judiciales, ni tampoco acreditará automáticamente el inglés a los alumnos del nivel máximo de horas en catalán.

En el turno de defensa de la proposición de ley, el diputado de Compromís Josep Nadal dijo que los datos indican que sólo un 6% de los alumnos tiene buena competencia en inglés al finalizar los estudios obligatorios y que en el caso del catalán no llega al 30%. ‘Son datos que no nos podemos permitir y que piden a gritos una reforma como la que presentamos’, dijo el diputado, señalando que el nuevo plurilingüismo favorecerá el conocimiento del catalán en las comarcas con predominio lingüístico castellano, y garantizará un mínimo del 25 % de horas en catalán en todo el territorio.

Asimismo, Nadal ha explicado que desde su grupo parlamentario piensa que una de las partes más importantes es la de introducir la obligación legal para que la conselleria de Educación ayude a los centros a introducir programas educativos con un máximo de un 50% de horas en catalán y un 25% de inglés, porque son los que permiten que los alumnos puedan acreditar conocimientos en estas dos lenguas una vez que termina la escolarización obligatoria.

El portavoz del PSPV en las Cortes, Manuel Mata, ha asegurado que esta proposición ‘no quiere imponer ningún idioma, quiere formar niños y niñas libres y darles una oportunidad de futuro con dominio de tres lenguas’. Mata dice que la nueva proposición permitirá que el catalán y el castellano ‘sean tratados de igual a igual’.

Por último, Mata ha criticado que el PP haga campaña para la exención de la enseñanza en catalán en las comarcas castellanohablantes e impida que los alumnos no tengan acceso al conocimiento de la lengua. En este sentido, ha dicho que, con esta actitud, los populares excluyen los niños de las zonas castellanas.

El PP rechaza la ley y denuncia ‘sectarismo’

Para el turno en contra, la diputada del PP Beatriz Gascó ha remarcado el ‘sectarismo y el daño a las familias’ del nuevo proyecto lingüístico a la educación y añadió que la única intención es imponer ‘el catalán y un modelo educativo único ‘.

Gascó ha remarcado que el nuevo proyecto ‘del anterior chantaje lingüístico a la estafa lingüística’ con la intención de ‘controlar la educación’. Asimismo, dijo que el proyecto en su punto de partida ‘equipara la realidad sociolingüística catalana en Valencia’ y añadió que ‘no tiene nada que ver, allí llevan 30 años de proceso’.

Ciudadanos: de acuerdo a potenciar la lengua ‘pero no a la catalana’

La diputada de Ciudadanos, Mercedes Ventura, advirtió que no tolerarán ‘chantajes lingüísticos’. Manifestó que su formación está de acuerdo en potenciar la lengua ‘pero no a la catalana’ y reiteró que la intención de Compromiso es ‘adoctrinar porque tiene buenos amigos al independentismo’.