Pintan bastos en la Fiscalía General del Estado

La designación del nuevo Fiscal General del Estado en la línea de la “mano dura”.

El Consejo de Ministros español ha propuesto Julián Sánchez Melgar como nuevo fiscal general del estado en sustitución de José Manuel Maza, que falleció el pasado sábado en Buenos Aires. Lo anunció el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ha destacado la ‘carrera profesional intensa’ y la ‘brillante tarea’ durante los diecisiete años que lleva en el Tribunal Supremo. Melgar, de 62 años y con casi 35 de antigüedad en la carrera judicial, es magistrado del máximo órgano judicial español desde enero de 2000. Antes, había ejercido en la sala civil y penal del tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Sánchez Melgar fue artífice de la doctrina Parot, la jurisprudencia establecida en 2006 que impidió la excarcelación de miembros de ETA y algunos componentes de los GRAPO. Este marco jurídico supuso que presos condenados con el código penal de 1973, que hasta la fecha de la sentencia salían de la cárcel tras cumplir entre dieciocho y veinte años de internamiento gracias a la aplicación de beneficios penitenciarios, debieran permanecer encarcelados hasta un máximo de 30 años. En 2012 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció que la doctrina Parot violaba los artículos 7 y 5.1 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

El antiguo fiscal general de España, José Manuel Maza, murió el 18 de noviembre a una clínica de Buenos Aires a causa de un proceso de infección.