Con el objetivo de evitar irregularidades seiscientos catalanes se inscriben como voluntarios para supervisar el voto a los consulados españoles

La plataforma ciudadana Catalanes en el mundo llamó, el pasado miércoles, a movilizar catalanes residentes en el exterior para supervisar el proceso electoral en los consulados y embajadas españolas repartidas por el mundo. Y, en seis días, ya se han inscrito 660 voluntarios, que se concentran, sobre todo, en Europa y en América del Norte, pero también en América del Sur, Corea del Sur, Japón, Singapur y Australia.

Los organizadores quieren alcanzar un mínimo de dos voluntarios o tres los consulados mientras las urnas estén abiertas, los días 17, 18 y 19 de diciembre, que es cuando se podrá votar de manera presencial. La función de los voluntarios, según el presidente y creador de Catalanes en el mundo, Sergi Marzabal, es asegurar que cuando se termine la jornada la urna se cierre con llave, se selle y se guarde en una habitación cerrada y comprobar que al día siguiente no ha habido irregularidades. Otra tarea de los voluntarios es obtener una copia del acta de la votación para asegurar que los resultados oficiales del recuento coincidan con el número de votos emitidos en cada consulado y que no se pierden votos.

El objetivo es asegurar que los consulados y embajadas de los diez países donde residen dos tercios de la comunidad catalana en el exterior hay suficientes voluntarios para hacer turnos y cubrir toda la jornada durante los días de votación. Estos diez estados son: Francia, Argentina, Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, México, Andorra, Suiza, Brasil y Venezuela. Todos los consulados de Francia, Alemania, Reino Unido y Suiza ya tienen más de dos inscritos y en Estados Unidos, el consulado de Houston es el único que aún no tiene ningún voluntario registrado. En cambio, en la mayoría de oficinas consulares de México, Brasil y Venezuela la participación es baja. La organización ha habilitado esta web para consultar el registro en tiempo real en estos diez países. Por otra parte, en la web de la plataforma hay un mapa en el que se puede ver la presencia de voluntarios en cada consulado o embajada.

La plataforma ciudadana Catalanes en el mundo llamó, el pasado miércoles, a movilizar catalanes residentes en el exterior para supervisar el proceso electoral en los consulados y embajadas españolas repartidas por el mundo. Y, en seis días, ya se han inscrito 660 voluntarios, que se concentran, sobre todo, en Europa y en América del Norte, pero también en América del Sur, Corea del Sur, Japón, Singapur y Australia.

Los organizadores quieren alcanzar un mínimo de dos voluntarios o tres los consulados mientras las urnas estén abiertas, los días 17, 18 y 19 de diciembre, que es cuando se podrá votar de manera presencial. La función de los voluntarios, según el presidente y creador de Catalanes en el mundo, Sergi Marzabal, es asegurar que cuando se termine la jornada la urna se cierre con llave, se selle y se guarde en una habitación cerrada y comprobar que al día siguiente no ha habido irregularidades. Otra tarea de los voluntarios es obtener una copia del acta de la votación para asegurar que los resultados oficiales del recuento coincidan con el número de votos emitidos en cada consulado y que no se pierden votos.

Objetivo: evitar ‘las trampas’

El presidente de la plataforma recuerda: ‘Hablamos de un estado que dice que no puede haber luces amarillas en la calle y que prohíbe todo lo que puede.’ Por eso, a pesar de reconocer que es difícil que haya irregularidades en el proceso electoral del voto exterior, dice que ‘se pueden hacer trampas’. El punto más crítico es el intervalo comprendido entre el momento en que los votos salen de los consulados y cuando llegan a las oficinas donde se hace el recuento electoral, en las cuatro demarcaciones, porque se pueden hacer desaparecer sobres o cambiar boletos. De ahí que sea tan importante que haya el acta sellada a