Ciutadans se convierte en el partido más votado pero el soberanismo conserva la mayoría

Con el 98% escrutado, Junts per Catalunya, ERC y la CUP conservan la mayoría de escaños.

Con una participación histórica y nunca vista, superior al 80%, las tres fuerzas independentistas superan la mayoría absoluta: Junts per Catalunya, con el presidente Carles Puigdemont al frente rompiendo todos los pronósticos de las encuestas, se ha convertido en la primera fuerza independentista, con 34 escaños, seguida de ERC, con su cabeza de lista, Oriol Junqueras, en prisión, con 32 escaños. La suma de los cuatro diputados de la CUP asegura la mayoría absoluta y hace inútil la primera posición de Ciudadanos, que con 37 escaños ha acaparado la mayoría del voto unionista, en detrimento sobre todo del PP, que con tres diputados pasa a ser un partido residual en Catalunya. Catalunya en Comú ha empeorado el resultado de 2015, pasando de once escaños a ocho.

Por su parte el PSC, que con Miquel Iceta había generado grandes expectativas electorales, tan sólo ha sumado un diputado más que en las elecciones de 2015. Finalmente, el bloque del 155 ha sumado 57 escaños, por 70 de el independentismo.

Todas las fuerzas independentistas han salido a celebrar el resultado de las elecciones, felicitándose mutuamente y reivindicando la legitimidad del gobierno atacado por el gobierno de Rajoy.