El Tribunal Supremo niega la libertad a Oriol Junqueras

El tribunal español mantiene a Junqueras en prisión preventiva y lo culpa por la violencia policial contra los catalanes.

El vicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras, continuará encarcelado en la cárcel de Estremera. Ésta es la decisión que ha tomado el Tribunal Supremo español, que ha decidido mantener en prisión Oriol Junqueras pesar de la defensa que hizo de las vías pacíficas y de la negociación política para alcanzar la independencia. No obstante, los tres magistrados de la sala segunda del tribunal han hecho caso de la fiscalía y consideran que hay motivo para mantenerlo en prisión preventiva y sin fianza porque consideran que hay riesgo de reiteración del delito de rebelión o sedición. Éstos son delitos que según el código penal requieren el uso de la violencia y la fuerza de un levantamiento tumultuoso, respectivamente.

El auto considera a Junqueras una persona ‘violenta’

El abogado de Oriol Junqueras, Andreu Van den Eynde, ha asegurado que el auto del Supremo que mantiene el vicepresidente destituido en prisión es en realidad una ‘sentencia’ que entra en el fondo del asunto y valora pruebas aún no discutidas. En cambio, se muestra ‘decepcionado’ porque los magistrados no han hablado de ‘la libertad de una persona’, que era la pretensión del recurso. Además, considera que el tribunal ‘fuerza y ​​crea una realidad alternativa’ en la que el vicepresidente es visto como una persona violenta o que insta a la violencia ‘.

Van den Eynde ha recordado que el recurso que él interpuso era por la libertad de un ciudadano, y el mismo recurso definía el objeto de discusión, hablando de ponderación de derechos y proporcionalidad de las medidas cautelares. En cambio, como ya dijo ayer, la fiscalía ‘hizo un juicio, entró en el fondo, habló de pruebas a las que el tribunal no tiene acceso’.

‘La sorpresa es que el tribunal no hace un auto: materialmente es una sentencia, en la que declara culpable alguien en un procedimiento que no ha comenzado, habla de pruebas que no tiene, que no se han discutido, que son controvertidas, se habla del fondo, de cosas que no son objeto del recurso ‘, lamentó.

Para el abogado, es decepcionante que el recurso hable de los derechos de un ciudadano y la resolución no haga ‘ninguna referencia a la libertad’. ‘Hablamos idiomas diferentes, nos citan a hablar y no nos escuchan’, concluye. La resolución, según el letrado, ‘es muy dura, habla de lo que es o no es un preso político, criminaliza las movilizaciones pacíficas y fuerza y ​​crea realidades alternativas en que Oriol Junqueras es una persona violenta, instigadora de violencia’.

Esto, según él, ‘neutraliza una opción política, el adversario político; hay determinadas opciones políticas que se descartan en adelante y los tribunales no las aceptarán ‘. Según Van den Eynde, el auto es ‘la prueba de la destrucción de los principios de derechos y garantías’ que deberían presidir el procedimiento penal. En todo caso, ha dicho que recurrirán la decisión hasta altas instancias. En un piuletes, el abogado ha dicho que ‘la presunción de inocencia cotiza a la baja’.

El auto admite y justifica violencia de la policía española y la utiliza para acusar a los responsables del gobierno

El auto del Supremo asegura que Junqueras ‘actuó desde una posición preponderante, como integrante de un grupo que actuaba coordinadamente para conseguir la proclamación unilateral de la independencia (…), y lo hacían desde el ejercicio del poder, lo que explica que no necesitaran en este momento la violencia para asaltar el poder como paso previo para la ejecución del plan.’

Desarrollan, además, que: ‘era previsible que, con una altísima probabilidad, se produjeran actos violentos en defensa de la declaración unilateral de independencia. Si tanto el recurrente [Oriol Junqueras] como los otros investigados incitaban a sus partidarios a seguir este camino, claro que asumían, por más que no lo desearan, la presencia de actos de violencia que, en caso de producirse, no podían situarse como extralimitaciones fuera del marco del plan aceptado por todos. Por lo tanto, la aceptación del plan incluía la aceptación de previsibles y altamente probables episodios de violencia para lograr la finalidad propuesta ‘.

 

Publicación antigua