El Tribunal Supremo deniega el traslado de Junqueras a una prisión catalana y le prohíbe asistir a los plenos

También impide asistir a Jordi Sánchez y a Joaquim Forn por temor a ‘graves enfrentamientos ciudadanos’.

El Tribunal Supremo español denegó a Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Joaquim Forn asistir a los plenos del Parlament, empezando por el pleno de constitución de la cámara del próximo miércoles. Además, también ha desestimado la petición de Junqueras ser trasladado a una prisión catalana. El abogado de Junqueras solicitaba el ingreso en el penitenciario de Can Brians 1 o a otra prisión que dependiera de la Generalitat para que pudiera salir y asistir a los plenos del Parlament.

El juez Pablo Llarena entiende, en cambio, que todos ellos pueden delegar el voto y que corresponderá a la mesa del parlamento decidir la manera de hacerlo. Para argumentarlo, el magistrado instructor declara la incapacidad legal prolongada ‘de estos investigados’, por lo que insta a la mesa del Parlament arbitrar el procedimiento para que deleguen sus votos en otro diputado mientras subsista su situación de prisión provisional. El juez justifica también la decisión en el temor a ‘graves enfrentamientos ciudadanos’ en su camino custodiado a la Cámara.

Por otra parte, sobre la petición de Junqueras para ser trasladado a otro centro penitenciario, el juez del Supremo lo rechaza ‘sin perjuicio de que tal reclamación pueda ser cursada a la autoridad penitenciaria competente’.

Ayer, Llarena tomó declaración a Forn, Sánchez y Jordi Cuixart sobre los hechos por los que son acusados ​​de sedición y de rebelión; queda pendiente la decisión sobre la petición de salir de la prisión incondicional.