El 30% de los que hicieron los trámites para votar desde el exterior el 21-D no pudieron hacerlo

‘Catalansalmon’ reprocha al gobierno español que, un mes después de los comicios, siga sin publicar los datos de los votos depositados en cada consulado y los resultados por países.

Catalansalmon.com denuncia en un informe que cerca del 30% de las 29.521 peticiones registradas para votar desde el exterior el 21-D no terminaron en voto. Es decir, que los votos recontados solo representaron el 69% del voto solicitado. Desde la organización, hablan de ‘votos desaparecidos’ y lamentan que ‘ninguna de las personas que han votado tiene la certeza de que su voto haya sido contado o no’. ‘Es un derecho fundamental que actualmente no lo es’, recuerdan.

Identifican el sistema de voto rogado como una de las principales problemáticas, ya que afirman que la ‘burocracia y plazos ajustados’ dificultan la participación de los votantes en el exterior y reclaman recuperar el sufragio universal real, como existía antes de 2011. Según datos recogidos en el informe sólo rogó el voto el 17,46% del censo sobre los 226.381 catalanes registrados. Además, critican la ‘falta de transparencia y la ocultación de información’ sobre el voto exterior y reprochan al gobierno español que, un mes después de los comicios, siga sin publicar los datos de los votos recogidos en cada consulado o los resultados por países .

El informe se ha basado principalmente a partir de las observaciones de una red de 818 voluntarios que supervisó el voto en los consulados de sesenta países y también en las delegaciones provinciales donde fueron contados. A los ‘votos desaparecidos’, afirman, hay que añadir los ‘votos descartados’, es decir, votos que llegaron hasta la urna pero que por cuestiones burocráticas (como la falta de documentos) no son aceptados y en ningún caso contabilizados sino ‘eliminados’. ‘No queda ningún rastro ni se hace ninguna recuento oficial, ‘lo que se considera igualmente irregular’, apuntan. ‘Para votar por correo hay que incluir 3 sobres, 2 certificados y adjuntar un documento de identidad, y eso lleva confusión’. Prueba de ello, dicen, es que el equipo de observadores en Barcelona contabilizó más de un millar en esta categoría.

En el informe también se ponen de manifiesto los problemas durante el plazo de votación, como la falta de control del voto que llega por correo al consulado, y los que se detectaron en el momento del recuento ya en Catalunya después de pasar por Madrid, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. En algunos consulados, aseguran, hubo un comportamiento ‘poco transparente’ y no se pudo supervisar el voto que llegaba por correo, ya que la ley no determina con detalle cuáles son las tareas que puede desarrollar un ‘ representante electoral en el consulado’.

Propuestas para ‘garantizar’ el voto exterior

El informe no sólo recoge las irregularidades, sino que también presenta sugerencias para que el voto exterior esté ‘garantizado’. Además de la sugerencia de eliminar el sistema de voto rogado y sustituirlo por el de sufragio universal real, como antes del 2011, también proponen ampliar el plazo de voto hasta el mismo día de las elecciones -como se hizo de forma extraordinaria en las últimas elecciones- para todos los residentes en el exterior, tanto los permanentes como los temporales. Igualmente insisten en la ‘necesidad de aprovechar las herramientas digitales’ para mejorar la gestión y el seguimiento de cada voto. Por ejemplo, sugieren que se puedan descargar e imprimir papeletas desde una web oficial, que puedan ser validadas con un código QR o que los consulados dispongan también de papeletas por si éstas no llegan a tiempo.