La represión del estado español llega a la ONU: El derecho de reunión no está protegido ahora en Catalunya’

Txell Bonet, Rafael Ribó, Michael Hamilton, entre otros, participan en Ginebra en un debate sobre la vulneración de derechos en España.

(Vilaweb) La denuncia de la violación de derechos fundamentales por parte del gobierno español en la represión contra el independentismo en Catalunya continúa hoy en Ginebra, y concretamente en la sede de las Naciones Unidas. El Instituto de los Derechos Humanos de Catalunya (IDHC) celebra un debate con la participación de Txell Bonet y Laura Masvidal, compañeras de Jordi Cuixart y Joaquim Forn, denunciando la prisión preventiva impuesta por el juez Llarena y las consecuencias que tiene tanto para los presos como para los familiares. También asiste el juez emérito del Tribunal Supremo español José Antonio Martín Pallín; la abogada del centro Iridia Anaïs Franquesa; el Síndic de Greuges –defensor del pueblo, Rafael Ribó; la profesora de la Universidad de las Islas Baleares Margalida Capellà y el profesor de la University East Anglia Michael Hamilton.

Hamilton ha sido muy duro en unas declaraciones a los medios a la llegada a la sede de la ONU: El derecho de reunión es un derecho fundamental en cualquier democracia y de una sociedad plural. Hemos comprobado que en Catalunya la libertad de reunión no está protegida como debería estar.’

‘Hemos visto cambios legales, una ley de seguridad pública y enmiendas al código penal que hacen cada vez más difícil a la gente poder reunirse. Y ha habido un uso de la fuerza excesivo por parte de la policía, lo que debería ser un último recurso. Y la libertad de reunión incluye el derecho de cuestionar la forma en que un estado está organizado. ‘

La prisión preventiva como normalidad

Txell Bonet ha denunciado el impacto de la prisión preventiva, y el hecho de que se utilice en España contra los presos políticos catalanes sin tener en cuenta la vulneración de los derechos de los hijos menores que tienen. ‘Tres de los cuatro encarcelados tienen hijos menores e incluso la Convención de los Derechos Humanos tiene un comité que vela por que se cumplan, y el 30 de septiembre de 2011 se reunieron para hablar sólo de las condiciones que deben tener los hijos que tienen padres en prisión y hay una recomendación que dice que la prisión preventiva se evaluará mucho y se buscarán alternativas, porque hay un bien superior, que es el bien del menor. En mi caso tengo un niño de once meses que durante veintidós dos semanas seguidas ha hecho 1.300 kilómetros de ida y vuelta. Y él también tiene derecho a su salud física y emocional.’

Violencia policial

Anaïs Franquesa, del centro Iridia, afirmó que: ‘Se ha intentado invisibilizar por parte de medios y partidos la violencia del 1-O. Actualmente muchas de las personas heridas han denunciado los hechos a muchos juzgados de Catalunya. En Barcelona hay más de veinte casos separados, y nosotros, Iridia, llevamos varios. Hoy contaremos qué pasó el 1-O, con los datos y con las imágenes de ese día, y contaremos las vulneraciones de derechos de aquellos días para exigir responsabilidades.’

Debate con Puigdemont

Ayer Carles Puigdemont también participó en un debate en Ginebra sobre la independencia y la situación política en Catalunya, organizado por el Festival de Cine sobre los Derechos Humanos (FIFDH), uno de los más importantes de esta categoría. Además de él, había Micheline Calmy-Rey, que ha sido dos veces presidenta de Suiza, vicepresidenta y ministra de Asuntos Exteriores (2003-2011); el periodista Xavier Vidal-Folch; y Nicolas Levrat, doctor en derecho internacional público. El debat, en francés, puede verse aquí: