payday loans nz, product financing, online loans

El PS andorrano presenta una proposición para legalizar el matrimonio homosexual

Bandera_gay_AndorraAndorra la Vella (INCAT-periòdic d’Andorra). No hubo consenso entre los tres grupos parlamentarios, y, «cumpliendo el compromiso político» que adquirió el grupo socialdemócrata (PS), presentó ayer a trámite parlamentario una proposición de modificación de la Ley del matrimonio de 1995 y de 2004, con el fin de acabar con “el coto” de acceso al matrimonio de las personas homosexuales y con la «discriminación» que representa. Una modificación que, por otra parte, también regula un mandato constitucional, el del artículo 6, el cual obliga a los poderes públicos a «crear las condiciones para que la igualdad y la libertad de los individuos sean reales y efectivas», tal y como explicó ayer la consejara socialdemócrata, Rosa Gili.

Gili dijo que «tenemos claro que el legislador debe adaptarse a los nuevos tiempos» y en este sentido, «consideramos que la sociedad andorrana está suficientemente madura para llevar a cabo el cambio», tal y como demuestran las más de 2.800 firmas recopiladas por los cuatro abogados que impulsaron la iniciativa y la encuesta del CRES, «en la que el 70 % de los andorranos y el 66’7 % de residentes» opinaron a favor de la legalización del matrimonio gay». Así pues, Gili añadió que «no se entendería que los otros grupos parlamentarios no apoyaran ya que «no podemos cerrar los ojos a una reivindicación ciudadana».

González, por otra parte, explicó que pretendían esperar para presentar la proposición con el objetivo de que las «conversaciones» con la mayoría parlamentaria dieran fruto, pero el gobierno de DA (Demócratas por Andorra) quiere hacer «una especie de arreglo al código civil haciendo un cambio en la palabra, es decir, «creando una específica para los matrimonios homosexuales o cambiando la palabra de matrimonio civil para todos». Gili explicó que en su visita al copríncipe episcopal (Jefe de Estado) – junto al presidente del grupo PS, David Rios – le plantearon que querían presentar la proposición de ley y «él nos comentó la posibilidad de cambiar el nombre».

Desde el PS defienden que «hay que llamarlo de una única manera para todos para así, evitar desigualdades», como también defendímos el nombre de matrimonio civil, tal y como quedó definido en la ley del 95, con el cambio de incluir «dos personas» en el artículo 1 (en vez de un hombre y una mujer) y “consortes” en el artículo 11 (en vez de marido y mujer). En cuanto a la opinión del copríncipe episcopal, «estamos modificando y regulando el matrimonio civil y no religioso».

También asistió ayer al Consejo General Ricard de la Casa, vocero de los Verdes, para «apoyar» la iniciativa ya que «pensamos exactamente igual que ellos».

Paa